Tienes HiPPO y no sabías

person using black laptop computer

Probablemente tienes HiPPO y aún ni te das cuenta.

HiPPO es el acrónimo de Highest Paid Person’s Opinion. Tener HiPPO te hace pensar que las ideas de las personas que ganan más que tú son automáticamente mejores o más válidas que las tuyas.

Sabes que el HiPPO está jodiéndote la vida cuando sales de una llamada refunfuñando porque la jefa tuvo una pésima idea, y ahora sientes que tienes que rehacer todo tu trabajo. Pero no dijiste nada. Porque la jefa dijo.

Reality check: cuánto gana una persona es menos un reflejo de sus habilidades, y más un reflejo de qué tan buen vendedor es.

Tener HiPPO es bastante cómodo. Después de todo, deferir la responsabilidad de la toma de decisiones a un líder o un jefe es conveniente. Quejarse y amargarse es mucho más sencillo que decir “no estoy de acuerdo”. Si algo sale mal, fue él o ella el que tomó la decisión — tú solo ejecutaste.

Afortunadamente hay un antídoto para quitarte el HiPPO, y no es que te asusten, o que te pongan un hilo rojo en la frente. Se llama Sentido de Agencia. Se dice que alguien tiene bien desarrollado el Sentido de Agencia cuando esa persona sabe que sus acciones tienen consecuencias, y está dispuesta a afrontarlas.

El Sentido de Agencia ejercido es lo que marca la diferencia entre alguien que vive para trabajar y alguien que trabaja para vivir.

Para desarrollar y ejercer tu Sentido de Agencia, recuerda:

  • Si gana más no es porque sabe más.
  • Todos tienen algo que aportar en la mesa.
  • De todos modos no te conviene trabajar en un lugar donde no valoran tu opinión.

Quítate el HiPPO. Atrévete a cuestionar. Confía en tu expertise.