“A esta empresa se viene a trabajar, no a ponerse sentimental”

Esta frase es el reflejo de una mentalidad donde lo que importa es el resultado y no la persona. Un medio para un fin. Y es una bandera roja. 🚩

Sesión Grupal de Soft Skills para Devs. El 29 de septiembre, a las 20:30 (CST) por Zoom. Regístrate Gratis

Una de las banderas rojas más grandes es si tu jefe te contesta “a esta empresa se viene a trabajar, no a ponerse sentimental” cuando le comentas que una situación de tu trabajo te está afectando a nivel personal.

Para mí, esa es una señal inequívoca de estar en el lugar incorrecto para crecer profesional y personalmente.

Como líder de un equipo, tengo claro que mi objetivo principal no es exprimir el talento de las personas con las que tengo el privilegio de colaborar. Mi trabajo es propiciar las condiciones necesarias a nivel organizacional para que ese talento florezca por sí solo, y luego potenciarlo. Desafortunadamente, muchos “líderes” de equipo realmente funcionan como jefes, exigiendo sin aportar, promulgando sin poner el ejemplo. Y la frase “a esta empresa se viene a trabajar, no a ponerse sentimental” es el reflejo de esa mentalidad, donde lo que importa es el resultado y no la persona. Un medio para un fin.

Hace unos meses escribí:

Tú y yo somos parte de un sistema que, hora tras hora, está buscando exprimir la mayor cantidad de productividad de cada uno de nosotros. Eficiencia, dicen, es lo principal. Ser eficientes. Ser productivos. Si no estás siendo productivo, estás desperdiciando recursos. Si no maximizas tus horas de trabajo, estás siendo irresponsable.

Gran parte del reto es el contexto cultural en el que nos desarrollamos — especialmente en Latinoamérica, donde muchos hemos crecido con la idea de que lo que importa es el trabajo duro, y que reprobar (o que te corran) es lo peor que te podría pasar. Peor incluso que vivir angustiado, amargado o con ansiedad. Y cada día que paso trabajando con personas y buscando la manera de honrar su individualidad, metas y objetivos personales, me doy cuenta de la mucha falta que hace que los líderes en esta industria sean más humanos.

Si logras identificar las banderas rojas en tu empleo, y estás inseguro sobre si deberías buscar otro camino, déjame decirte que tienes muchas cosas a tu favor. El mercado está más caliente que nunca, y hay muchas empresas y organizaciones que están decidiendo apostar por la persona, más que por el output que generan. Solo tienes que levantar la cabeza y buscarlas.

Primero, hazte consciente de tu valía como persona, analiza tu propuesta de valor y, como dice Vicente Plata, no aceptes abusos.

Soy Oscar Swanros.

En este blog y en mi newsletter exploro cómo los desarrolladores de software pueden crear carreras profesionales más humanas y sostenibles.

Haz clic aquí para conocer más →