Define qué quieres hacer y en qué te quieres convertir

En el mundo del desarrollo de software es muy común enfocarse en las herramientas. Pero esto no es sostenible. ¿Sabes por qué haces lo que haces?

Sesión Grupal de Soft Skills para Devs. El 29 de septiembre, a las 20:30 (CST) por Zoom. Regístrate Gratis

Este es el primer mini-ensayo incluído en el booklet Cómo hacer que tu carrera en software despegue. Cómpralo por USD$5.99 y recibe actualizaciones de por vida.

Para las personas que pensamos de manera lógica es tan divertido programar, que tendemos a enfocarnos únicamente en ello.

El prospecto de aprender una nueva tecnología o herramienta es suficiente para que la adrenalina nos mantenga despiertos hasta altas horas de la madrugada. Pero cuidado: no caigas en el shiny new toy syndrome.

Es válido aprender por mera curiosidad. Después de todo, así es como muchos descubren sus verdaderas pasiones. Sin embargo, hay una delgada línea entre explorar ideas con el objetivo de ganar nuevas perspectivas y ser complacientes.

Yo dibujaría esa línea en el punto en que el tiempo que pasas aprendiendo cierta tecnología se convierte en potencial y esfuerzo desperdiciado. Por ejemplo, yo sabía desde un inicio que quería trabajar haciendo iOS de bajo nivel. ¿Me habría servido ponerme a estudiar Kubernetes? Probablemente sí, para conocer la herramienta y entender las implicaciones. Pero no tanto como para haber buscado una certificación, o invertir tiempo y dinero en un curso para dominarlo.

Para alguien con Cerebro de Programador™ puede resultar bastante complicado ver un poco más allá de la parte práctica y técnica — programar. La idea de definir qué es lo que quieres hacer probablemente te parezca completamente ajena. Y con razón — la industria te ha hecho creer que tu tarea es resolver tickets. No es hasta que te topas con la necesidad de poner los pies en la tierra y decidir qué es lo que realmente quieres hacer, que se comienza a poner interesante.

Aunque no es sencillo, definir para qué quieres aprender tal o cual tecnología es un proceso asequible. Lo único que necesitas es un poco de dedicación, y autocompasión.

La manera más sencilla que te puedo compartir para resolver este problema es que diseñes tu progresión de carrera — y lo hagas lo antes posible.

Para comenzar, plantéate las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de problemas te gustaría resolver?
  • ¿En qué industria?
  • ¿Rodeado de qué tipo de personas?

Una vez que tengas tus respuestas, tendrás una estrella norte para seguir. Ahora tu tarea es hacer ingeniería inversa, y buscar las herramientas, experiencias y contactos que necesitarás para llegar a ella.

Haz este ejercicio cada 3 o 5 años.

Soy Oscar Swanros.

En este blog y en mi newsletter exploro cómo los desarrolladores de software pueden crear carreras profesionales más humanas y sostenibles.

Haz clic aquí para conocer más →