Persona frustrada, víctima del Problema XY

El Problema XY y cómo evitarlo

Idea principal:

Se le conoce como Problema XY a la situación en la que pedimos ayuda con la solución a un problema sin haberlo comprendido antes.

En ProblemaXY.com encuentras una descripción más sucinta que puedes compartir en tus redes para dar visibilidad a esta problemática.

Cuando nos encontramos en alguna situación en la que tenemos que resolver una problemática imprevista, o que cae dentro de un dominio de conocimiento ajeno al nuestro o nuevo para nosotros, es bastante común comenzar a experimentar con posibles soluciones para nuestro problema en particular. Tal vez una de esas soluciones se sienta prometedora, pero debemos de tener siempre en cuenta que hay un metaproblema asechando en el horizonte: El Problema XY.

El Problema XY

Se le conoce como “El Problema XY” cuando al estar intentando resolver una problemática particular, se pide ayuda con el intento de solución actual en vez de con la problemática principal, lo cual tiene como consecuencia el desperdicio de tiempo y esfuerzo tanto de la persona que está preguntando, como de cualquiera que intente ayudar.

El Problema XY no es una condición en la cual solamente pueda caer un grupo específico de personas. No es excepcional, y todos hemos sido víctimas de esto en algún momento de nuestras vidas, puesto que es completamente natural, ya que es parte de la naturaleza humana seguir nuestros instintos, y confiar en nuestro juicio – sobre todo cuando se trata de estar en lo correcto.

El hecho de que seas experto en un área no te exime de poder llegar a caer en esta situación, y es importante tener ese grado de conciencia que eventualmente nos puede llegar a ayudar a “cacharnos” a nosotros mismos antes de encontrarnos en una situación que nos haga reclamarnos a nosotros mismos el “por qué no pregunté esto antes.”

Ejemplo de un Problema XY

Un Problema XY tiene como esqueleto la siguiente descripción:

  1. Persona quiere hacer X.
  2. Al no saber cómo hacer X, la persona intenta Y porque se le ocurrió que sería una solución viable.
  3. Pero ella tampoco sabe hacer Y.
  4. Así que pide ayuda con Y.
  5. Otras personas intentan ayudarla con Y, pero se confunden porque se dan cuenta de que Y parece ser un problema extraño, que no tiene sentido.
  6. Después de mucho tiempo perdido, y frustrantes interacciones, se vuelve aparente que en realidad la persona quería ayuda con X, y se dan cuenta de que Y ni siquiera era una solución viable.

Estos 6 pasos, o variaciones de los mismos, se pueden encontrar en un sinfín de áreas profesionales: fotografía, programación, diseño, arquitectura…

Si tienes un ejemplo puntual en tu área de expertise que desees compartir y que creas agregue valor a la lista, compártemelo en Twitter.

Estrategias para prevenirlo

Las estrategias para prevenir caer en el Problema XY son bastante sencillas, pero necesitamos tenerlas siempre presentes:

Asegúrate de que has asimilado correctamente la problemática antes de pedir ayuda.

Por más expertos que seamos en nuestra profesión, siempre es un ejercicio bastante productivo dar dos pasos hacia atrás y cuestionarnos a nosotros mismos si es que realmente entendemos la premisa de la problemática. Si la respuesta es no, entonces podemos parar aquí mismo y buscar un replanteamiento de la misma.

Comparte hasta el más mínimo detalle.

Es común intentar ofuscar información de lo que realmente estamos queriendo hacer en nuestra pregunta, compartiendo solamente lo que nosotros creemos es absolutamente necesario para que se entienda la intención de lo que queremos lograr. Esto se debe evitar a toda costa.

Existe un dicho que es bastante relevante en esta situación: “el diablo está en los detalles.” Para contrarrestar esto, asegúrate que tu pregunta contiene la información necesaria para que los siguientes puntos estén clarificados:

  1. Cómo te encontraste con el problema.
  2. Cuál es el resultado que esperas al resolver el problema.
  3. Por qué es importante que se resuelva este problema.

Si al hacer tu pregunta (aun cuando estés preguntando por Y en vez de por X) te aseguras que estás compartiendo información que clarifique los 3 puntos anteriores, tus probabilidades de cumplir tu cometido se elevarán considerablemente.

Si ya intentaste otras posibles soluciones, también compártelas

En este caso el contexto es importante, y estarás apoyando a que las personas que te podrían prestar ayuda 1) no pierdan tiempo investigando otras posibles soluciones que 2) tú de alguna manera ya validaste que no son viables.

La idea general es hacer el proceso de feedback más eficiente, y con menos disgustos y pérdida de tiempo y esfuerzo.

Conclusiones y recursos

Evitar caer en este tipo de problemas requiere cierto autoconocimiento y conciencia de nuestras acciones. Es muy fácil quedarse simplemente con la textura de la problemática, sin tomarnos el tiempo de pensar realmente si lo que estamos haciendo tiene sentido, o incluso si vamos en la dirección correcta.

Como un recurso de apoyo para todos, creé ProblemaXY.com, que es básicamente una ficha técnica de ayuda puntual para explicar este tema de una manera más sucinta. Siéntete libre de mandarle ese enlace a las personas con las que trabajas para que lo tengan presente.

Escrito por
Oscar Swanros
Agrega tu punto de vista