No inviertas más en tu educación. Invierte más, y mejor.

Si tuvieras que duplicar tu inversión en educación... ¿Comprarías más recursos, o mejores recursos?

Sesión Grupal de Soft Skills para Devs. El 29 de septiembre, a las 20:30 (CST) por Zoom. Regístrate Gratis

Publiqué este Tweet justo antes de inscribirme en un curso algo costoso. Me dio curiosidad saber cuánto dinero invierten las personas en su educación al año.

USD $500 (MXN $10,000) es también más o menos lo que había estado invirtiendo anualmente en mi educación, en promedio, hasta 2020.

Me puse a reflexionar, y me di cuenta de que, por lo menos en mi caso, durante mi proceso de formación, nunca se me inculcó la importancia de invertir en educación. Claro, se me mencionó que la educación continua era importante. Pero nunca se me dijo que una de las formas de mantenerme educado continuamente era “aventándole dinero al problema”.

Suena raro, ¿no? Hasta parece obvio.

Sin embargo, en mi caso, creo que interpreté la idea de “educación continua” como “aprende lo más que puedas de las situaciones que se te presenten”. Que es un consejo sabio, y lo aplico. Pero nunca me pasó por la cabeza que podía influenciar directamente la calidad de la educación que recibía incrementando la cantidad de dinero que le destinaba a ello.

Hasta que lo intenté. Dejé de buscar cantidad, y me enfoqué en calidad.

Hoy en día prefiero mil veces tomar el toro por los cuernos y trabajar con un especialista en sesiones individuales de coaching, que comprar 10 cursos diferentes a 95 % de descuento (tú sabes de qué plataforma hablo) — simplemente para nunca realmente darme el tiempo de ver los videos y hacer mi tarea.

Cada uno de nosotros aprende de manera diferente. Yo encontré que me funciona mucho más tomar clases en vivo, acompañado de una cohorte de alumnos, que suscribirme a una plataforma de videos y verlos por mi cuenta. Descubrí que me funciona más comprar libros físicos y tenerlos a la mano de manera tangible, que buscar PDF gratuitos y leerlos en mi iPad.

Muchas personas confundimos cantidad con calidad. Creemos que simplemente comprar libros, videos y suscripciones, cuenta como educarnos. No leer, ejecutar o participar. Comprar.

Tener acceso a más información no es lo mismo que tener mejor educación.

¿Tú cuánto inviertes en tu educación al año? Y si tuvieras que duplicarlo, ¿simplemente invertirías más? ¿O invertirías más y mejor?

Soy Oscar Swanros.

En este blog y en mi newsletter exploro cómo los desarrolladores de software pueden crear carreras profesionales más humanas y sostenibles.

Haz clic aquí para conocer más →